MEDIOS

¿¿¡¡El enemigo está en nuestras filas!!??

Pensar en innovación empresarial sin tener en cuenta a las personas y el desarrollo de sus habilidades es igual a ilusionarse con un futuro distópico

Después de escribir¿Cuánto cuesta sobrevivir? y El gasto de la educación recibimos varios correos planteando lo que ahora nos compete ¿qué rol innovador juega el recurso humano en la organización?

Atul Gawande, escritor y cirujano norteamericano, sostiene que a las personas se las contrata por la actitud y se les  entrena la habilidad. Esto nos lleva a la triste realidad mencionada en los correos, “no me forman porque temen que lo que pueda aprender lo utilice contra la empresa”.

La historia empresarial está plagada de casos donde los empleados, cansados de no ser tenidos en cuenta, decidieron irse y fundar su propia empresa que luego, incluso, terminaron desbancando a su antigua firma. Por ejemplo, David Crane, Larry Kaplan, Alan Miller y Bob Whitehead fueron programadores del por entonces monstruo Atari que decidieron alejarse de la compañía y fundar Activision que ha sido reconocido por Forbes como una de las mejores empresas para trabajar en el año 2016, además de haberla incluido en su ranking conocido como Global 2000.

Sin embargo no siempre sucede eso. En la mayoría de los casos, los empleados, ese recurso tan valioso y que inspira tantas frases bonitas, quieren triunfar allí donde están, las razones son muchas. Una de ella es el sentido de pertenencia que lo une a las personas.

Recurso humano ¿un manantial de frases huecas?

El sentido de pertenencia es, claramente, un sentimiento que se establece entre compañeros y amigos en una organización que, mediante su cultura, los nuclea, los reconoce y los valora, haciendo de un grupo de personas equipos de alto rendimiento con una historia, una misión y una visión que los aglutina.

En ese contexto de innovación personal es donde las palabras de Atul Gawande cobran verdadero sentido. Solamente allí donde un empleado es una persona valiosa y no un enemigo que se ha infiltrado en nuestras filas.

Si en la empresa realmente valoran el recurso humano, se entrenará a las personas en tantas habilidades como sean posibles, no como una necesidad sino como una oportunidad cierta y concreta.

Alguna vez leí: “Si no puedes contratar talento, desarróllalo, si no puedes desarrollarlo ni contratarlo, prepárate para tiempos difíciles”, déjenme resaltar que la actitud de entrenar habilidad no es una alternativa de buenos deseos, los tiempos difíciles ya llegaron.

Nos leemos

Ferrin Juan Pablo

¿Qué piensa usted?

{{{ comment.name }}} {{ comment.time_posted }}

{{{ comment.body }}}